dos mámas

Mi Renacer

Hola de nuevo! Han pasado muchos días sin escribir, lo sé, pero ahora hay un pequeño vikingo en mi vida que por el momento lo eclipsa todo; mi tiempo, mi cabeza y mi corazón.

Leer más

La historia de Erika y Patricia

Hola de nuevo, hoy os traigo una nueva Historia de Maternidad, la historia de dos mamis que conocí hace tiempo a través de Instagram.

Y ya sabéis, si os gustaría que publicásemos vuestra Historia de Maternidad, sólo tenéis que poneros en contacto conmigo en hola@iammamas.es  

Hoy os comparto la historia de estas dos mamás que llevan casi media vida juntas, y hace 10 meses aumentaron la familia ❤

Espero que disfrutéis su historia!

La historia de Iria y Marta

No todas las historias de maternidad son iguales, no todas las parejas realizan la búsqueda del tesoro del mismo modo, ni lo consiguen de la misma manera.
Hace tiempo me propuse dar visibilidad a todas a esas parejas de dos mamás o mamás solteras que estuvieran en el camino de la maternidad.
Así que si estáis interesadas en que publique vuestra historia (también de manera anónima), poneros en contacto conmigo en: hola@iammamas.es
Hoy os comparto la historia de estas dos mamás de Galicia, seguro que os gustará🙂

Leer más

Crónica del primer trimestre

Hola de nuevo!

Ya estamos a punto de llegar al ecuador del embarazo, y aún no os he relatado la crónica de cómo fue el primer trimestre…

Quizás notasteis que estuve menos activa en RRSS hace unos meses, justo coincidiendo con las 12 primeras semanas de embarazo. La verdad es que no lo pasé nada bien.

Leer más

La historia de «Dos mamás y un mico».

Hola de nuevo!

Hoy os traigo una nueva historia de Maternidad, la historia de dos mamás, Jéssica y Elena, que han luchado con todas sus fuerzas hasta conseguir el ansiado positivo.

Si queréis seguirlas más de cerca, podéis leer su historia más detallada en su blog  Dos mamás y un mico   o seguirlas en Instagram.

«Una década juntas da para mucho, y hemos crecido juntas. A lo largo de este tiempo yo siempre he querido tener hijos, pero mi mujer no, por eso en su día yo me plantee no tenerlos si tenía que renunciar a nuestra vida juntas. El tiempo fue pasando y la relación evolucionando, nos casamos, nos compramos nuestro piso, y una vez tuvimos nuestra casa, decidimos que en un año empezaríamos nuestro camino hacia la maternidad, ella estaba preparada, y ahora sí que quería ampliar la familia con un bebé. Así es como establecimos empezar en Septiembre del 2016, necesitábamos disfrutar de nuestro hogar, aunque ya llevábamos años de convivencia. Teníamos muy claro que nos tocaría recurrir a una clínica privada, y yo siempre había dicho que quería hacerlo a través de una Fecundación In Vitro (FIV).

Leer más