Hola de nuevo! Hoy vengo a hablaros de la famosa «bolsa del hospital», esa fantástica bolsa (o bolsas, o maleta o maletón…) con el que tenemos que acudir al hospital el día del parto.

En cuanto a qué llevar dentro de la bolsa, hay mil y una opiniones diferentes, según el hospital, según la persona, según la comadrona… Nosotras la verdad es que hemos acabado con un cacao mental increíble 😓 De hecho, lo más probable, es que no lleguemos a usar ni la mitad de las cosas que llevamos, o que quizás echemos algo de menos cuando estemos allí.

Por suerte, hoy en día, sobre todo si vivís en una ciudad o en un pueblo un poco grande, tendréis el hospital relativamente cerca de casa, así que si os dejáis algo, siempre le podemos pedir a alguien que nos lo vaya a buscar a casa, ¿no?

En este post os quiero contar qué hemos metido nosotras y cómo lo hemos organizado, por si os puede servir de ayuda. Aunque os digo que es algo personal, puesto que también depende del tipo de parto que vayáis a tener, de lo que os ofrezcan en el hospital, y sobre todo de vuestro propio criterio. Y por supuesto, de cómo os desplacéis al hospital, si vais en coche no importa tanto si lleváis sobrepeso; pero si tenéis que ir en transporte público, pues quizás vale la pena, valorar qué es y qué no es necesario.

Es importante que echéis un vistazo a lo que os piden en la Canastilla del bebé del hospital al que vayáis, ya que ahí os especificarán las cosas.

Lo del parto lo llevaremos en una bolsita de tela a parte, para llevarlo en todo momento con nosotras, gracias a la recomendación de unas amigas. Ella no llevaron la bolsa al inicio, y no pudieron ir a buscarla.

Para el parto.

-Monedas sueltas para las máquinas expendedoras por si Mireia necesita algo.

-Comida (alimentos energéticos: miel, frutos secos, …).

-Bebida: agua de coco, aquarius, agua… y una cañita.

-El plan de parto y documentación relativa al embarazo.

-Abanico y foulard por si hace calor o frío.

-Goma y pinza del pelo.

-DNI mío.

-Gorrito para el bebé.

-Tela para envolver al bebé (nosotras hemos cogido una tela de seda que dicen que se asemeja a la textura de la placenta).

-Elementos para la dilatación. (Pelota e hinchador, aceite masaje, saquito semillas y lista de música en el móvil).

Para después del parto.

Las cosas que necesitaremos después de la llegada el mundo de Gael se dividen en tres bloques: cosas para mí, cosas para Mireia y cosas para Gael. Como he comentado más arriba, seguramente no lleguemos a usar ni la mitad de cosas que llevemos, pero no está de más llevarlas por si acaso.

Todas las cosas para después del parto se quedarán en el coche, la idea es que Mireia las vaya a buscar una vez Gael haya nacido, puesto que no son cosas de vital importancia.

Cosas para mí:

-2 camisones con apertura para poder amamantar.

-2 sujetadores de lactancia.

-4 braguitas más usadas, por si se manchan que no de pena tirarlas. También se pueden llevar braguitas de un sólo uso.

-Zapatillas cómodas y unos calcetines gorditos.

-Neceser para higiene personal. (Yo he metido botecitos pequeños, y algunas cosas de muestra, como cremas, discos lactacia, compresas…cepillo de dientes, peine, cacao para labios y aceite de árbol de té, porque viene bien si hay desgarros).

-Bata o foulard. (Yo he preferido meter un foulard, porque no creo que haga demasiado frío en la habitación y me es más cómodo para poner y quitar).

-Ropa cómoda y holgada para la salida del hospital.

Cosas para Mireia:

-Ropa cómoda y unas zapatillas.

-Una sábana y una almohada, porque en el hospital no lo dan.

Cosas para Gael:

-3 mudas completas: body, pijamita, calcetines y gorrito. (Hemos puesto cada muda en una bolsita para no tener que ponernos allí a conjuntar).

-Un conjunto para salir del hospital.

-2 arrullos.(Una muselina de gasa fina y otra de polar, para poder cambiar según la temperatura de la habitación).

-Neceser bebé: pañales, toallitas, esponja jabonosa y un cambiador de tela. (Todo esto nos lo piden en el hospital).

Cosas para no olvidar:

Luego hay una lista de cosas que creo que no se pueden olvidar ese día tan importante en nuestras vidas.

-Móvil y cargador, para hacer fotos de nuestro bebé en sus primeras horas de vida y poder recordarlo siempre.

-Algún elemento que queramos añadir en las fotos. Por ejemplo, nosotras llevaremos la tarjeta de Bienvenido al mundo de Kuko Studio.

-Bolsa para la ropa sucia.

¡CONSEJO! Poner una nota detrás de la puerta de casa, para revisarla antes de salir. Anotar las cosas que se han de meter en la bolsa en el último momento.

Para traer a nuestro bebé al mundo, sólo nos necesitamos a nosotras, a nuestras fuerzas y a nuestra pareja para que nos de aliento. Pero mejor ir preparada, ¿no?

Espero que os sea útil este post a la hora de preparar vuestra bolsa para el hospital, si creéis que me he dejado alguna cosa, por favor dejadme un comentario y lo añadiré.