Hola de nuevo,

Esta semana queremos hablaros de una tema que os puede dar más de un quebradero de cabeza.

Una vez tomada la decisión de ir a  una clínica de Reproducción Asistida, comienzan a surgir dudas:

 

¿Cuál será la mejor?, ¿Cuánto nos costará el tratamiento?, ¿Nos atenderán bien al ser dos chicas?…

A nosotras nos surgieron todas estas dudas (que seguro que también os surgen, os han surgido u os surgirán a vosotras).

Así que os queremos echar una mano, y exponeros los criterios que nosotras tuvimos en cuenta a la hora de elegir la clínica.

Obviamente, cada pareja (o cada mujer soltera) le dará más importancia a un aspecto determinado, por suerte no todas somos iguales!

¿Qué criterios son importantes para escoger una clínica?

Para nosotras los criterios fundamentales son los siguientes:

 

En el caso de ser dos chicas, que nos tengan en cuenta a las dos, aunque sólo sea una la que vaya a gestar.

Aunque sólo sea una la que vaya a llevar al bebé dentro, las dos vamos a ser madres, por lo tanto, nos tienen que tener en cuenta a las dos.

Si no es así, ¡salid por patas!

Si vas a ser una futura mamá soltera, tienes que sentir que respetan tu opción, y no la ponen en tela de juicio.

 

Que el ginecólogo o ginecóloga que nos atienda respete nuestra decisión sobre el tratamiento que queremos realizar.

Que no sintamos que nos quieren dirigir hacia algún tratamiento concreto.

Que nos respeten si no queremos hormonarnos desde el primer momento.

Ahora muchas clínicas incluyen la IAD natural, que es una opción válida para aquellas mujeres que no tienen un problema de fertilidad.

Hemos comprobado, y sabemos por otros testimonios, que en ocasiones a las parejas de dos mujeres o mujer soltera se nos trata como si tuviéramos algún problema de fertilidad, y no tiene por qué ser así.

 

Que el precio del tratamiento no sea abusivo. 

El dinero en muchos casos te condiciona a la hora de escoger entre una u otra clínica (aunque según hemos comprobado, tampoco existe demasiada diferencia de precios).

Eso sí, es importante comprobar si la clínica financia el tratamiento, con qué banco, si hay o no intereses, si nos hacen algún descuento si tenemos mutua, si hacen descuentos en los sucesivos tratamientos (en caso de que en el primero no se consiga el positivo).

 

Que los profesionales que nos atiendan sean cordiales, honestos y agradables. 

Someterse a un tratamiento de Reproducción Asistida es duro.

Hay momentos de tensión, de malestar, de angustia…por eso necesitas una persona con la que te sientas cómoda “al mando“.

Para nosotras este quizás ha sido el punto decisivo a la hora de escoger entre las clínicas que visitamos.

Tener “feeling” con el o la gine es principal, puesto que tendrás que verlo/a en diversas ocasiones durante el tratamiento.

Además, será la persona que presenciará uno de los momentos más importantes de nuestra vida 😀

 

Esperamos que os sirvan de ayuda los criterios que hemos seguido nosotras.

 

* Por privacidad, no nombramos las clínicas visitadas, ni la escogida. Pero si alguna quiere más información, que nos escriba un email, y le explicaremos más a fondo.

¿ Qué experiencias habéis tenido vosotras con las clínicas?

¿Cuáles son los requisitos por los que escogisteis esa clínica en concreto?

¿ Qué es para vosotras más importante a la hora de escoger clínica?

 

 

Esperamos vuestras respuestas!!!