Hola hermosuras!

Hoy vengo a hablaros de los “básicos” de mi embarazo. De esos productos de ropa o cuidados que he adquirido durante estos meses y que se han convertido en mis mejores aliados.

No es ningún post publicitario, sólo quiero recomendaros lo que estoy utilizando y me gusta, porque quizás os puede resultar de ayuda a las que estáis embarazadas o a las que lo estaréis próximamente.

Cojín de lactancia

La mejor adquisición, sin duda, ha sido la almohada de embarazo, que más tarde servirá como cojín de lactancia y posteriormente para que nuestro peque eche una siestecilla, o se apoye cuando ya se siente.

La almohada que yo tengo fue un regalo de un buen amigo, casi al principio del embarazo (aunque normalmente la gente la suele empezar a usar más tarde). Yo siempre he dormido con un cojín entre las piernas, así que cuando empecé a usar esta almohada vi el cielo. Es súper cómoda, porque por dentro de de bolitas, y se adapta genial a la forma que quieras darle y muy gustosa al taco, y la funda es lavable!

Además es un producto muy versátil, todo un acierto para pedir como regalo, o para autoregalaros ya, si es que aún no la tenéis.

 

El modelo que yo tengo es de la marca Jané, y la podéis adquirir en infinidad de tiendas especializadas en puericultura y productos del bebé.

 

Cremas antiestrías

Las cremas antiestrías son otro de los productos imprescidibles durante el embarazo. Yo intento ponérmela 2 veces al día, aunque si os soy sincera, ha habido días en los que me ha sido complicado hasta ponérmela una vez; pero lo intento.

Creo que lo importante para aplicarla al menos una vez al día, es ponerla siempre en el mismo momento: después de la ducha, o antes de ir a dormir…Yo la tengo en la mesita del salón y así mientras veo un rato la tele antes de ir a dormir, me la aplico y me doy un masajito. También me la pongo después de la ducha por las mañanas, aunque aquí me suelo olvidar más con las prisas.

Lo mejor es que busquéis el momento de relax para vosotras y os la pongáis de la manera más consciente posible, así además de hidratar la piel y prevenir estrías, estaréis creando una comunicación con vuestro peque.

La crema que yo tengo desde el principio es el Bio Oil, aunque sí es cierto que tiene un tacto bastante graso, se aplica con facilidad y es la que me aplico por las noches.  Luego me compré la de Suavinex, pero con esto de la sensibilidad olfativa, he aborrecido su olor, así que ahora mismo no me la estoy poniendo.

Y hace un mes y pico empecé a probar una que me enviaron de publicidad de Ordesa, que se llama Donnaplus Belly Calm. La verdad es que me está gustando mucho, y es la que uso después de la ducha, ya que se absorbe bien y luego me puedo poner la ropa sin miedo a que se manche.

Vitaminas prenatales

El ácido fólico es otro de los indispensables del embarazo, de hecho se ha de tomar desde antes de estar embarazada. Yo ya no recuerdo el tiempo que llevo tomándolo…

La verdad es que desde que estoy embarazada, pasé de tomar el ácido fólico solo, a tomar Yodocefol, un compuesto que además tiene Yodo y Vitamina B12. Mi idea era tomar únicamente eso, puesto que yo antes de quedarme embarazada tenía una alimentación bastante equilibrada, intentaba comer de todo lo que mi cuerpo necesitaba.

Pero durante el primer trimestre del embarazo dejé de comer muchos alimentos porque me provocaban náuseas y vómitos, como era el pescado, casi todas las verduras…Así que pasé de tener una alimentación medio “sana” a tener que alimentarme de las 4 cosas que no me hacían vomitar. Por ese motivo, y por recomendación de la ginecóloga y la comadrona, empecé a tomar unas vitaminas prenatales que me aportaran más cosas que el Yodocefol.

He probado varias, aunque una de las que más me gusta es Exelvit.

A día de hoy ya no las tomo a diario, sino que lo que hago es combinarlas con el Yodocefol. Básicamente porque las vitaminas prenatales son muy caras, y el Yodocefol lo recetan en la seguridad social; así que voy alternando ambas.

 

Ropa premamá

La ropa premamá es un producto muy necesario durante el embarazo, de hecho cada vez existen más marcas y tiendas que hacen ropa para embarazadas.

En mi caso he tenido mucha suerte y he heredado muchas prendas de amigas que habían sido madres recientemente. Aunque igualmente he comprado algún par de prendas básicas, como por ejemplo leggings negros y un abrigo de embarazo y porteo.

Yo os recomiendo a adquirir sobre todo pantalones y leggins, porque ya desde bien pronto, encontraréis que son súper cómodos de llevar.

En cuanto a las camisetas, por ejemplo, yo he comprado camisetas que no eran de embarazo, pero las he comprado una o dos tallas más grandes. Pero si queréis comprar camisetas de embarazo, aprovechad y que sean de embarazo y lactancia, así podréis darles más uso.

El abrigo de embarazo y porteo es la última prenda que he adquirido, y también la más cara.
De momento no he podido darle mucho uso, porque fue comprármelo y subir las temperaturas…jajaja  Pero creo que es una inversión fabulosa, sobre todo porque es un abrigo que se puede usar desde el embarazo hasta todo el tiempo que se quiera portear (éste en concreto sirve para portear por alante y también a la espalda); pero además, es un abrigo que se puede seguir usando cuando ni se está embarazada ni se portea.

El que me compré es de la marca Wombat & Co.

 

Libros sobre embarazo y maternidad

Para terminar, otro de los productos básicos para mí son los libros de embarazo y crianza. Siempre me ha gustado leer y estar informada, así que ahora estoy aprovechando para ponerme al día sobre temas relacionados con esta nueva etapa de mi vida.

Puede que os pase lo mismo que a mí, por eso os quiero dar un consejo:

No os volváis locas comprando todos los libros que os queréis leer,

¡las bibliotecas existen!

Yo quería leer muchos libros sobre diferentes corrientes (aunque no los lea enteros, me va bien ojearlos e ir a los temas que más me interesan). Por eso era imposible poder comprar todos los libros que quería leer, así que busqué en la biblioteca para ver si estaban disponibles y luego pregunté a amigas si los tenían para que me los prestaran.

Es verdad que he comprado alguno, y que ya tengo muchos otros de cuando estudiaba y trabajaba con niños pequeños; pero por suerte no he desembolsado ni una cuarta parte de lo que me hubiera gastado, si no llega a ser por las bibliotecas.

 

Hasta aquí mis básicos en el embarazo. 

¿ Cuáles son los tuyos?