Aquí va la tercera entrada de las actividades para peques. 

Recordad que las actividades han de adaptarse según el ritmo de cada peque, y siempre respetando las ganas y la disposición del peque en el momento de realizarlas, ya que sino no las disfrutarán.

Esperamos que disfrutéis de las actividades que os proponemos, y si os animáis, esperamos vuestras fotos y/o videos en Instagram con el hastag #iammamasrecursos

 

La Montaña de Spaghetti.

¿Cómo hacerla?

Cocina espaguetis largos y después deja bien que se enfríen. Coloca a tu peque en su trona (o en una silla), y pon un montón de espaguetis en una bandeja. Deja que tu peque experimente con los espaguetis, y anímale a aplastarlos, amontonarlos e incluso probarlos.

OPCIONAL: añade colorante alimentario a los espaguetis para que la exploración sea más divertida, y dale a tu peque algunos utensilios de cocina para que juegue.

¿Con qué hacerla?

Necesitarás espaguetis, colorante y utensilios de cocina (los que tengas por casa, y que sean aptos para bebés).

¿Por qué hacerla?

Con esta actividad tu peque estará mejorando su psicomotricidad fina, al mismo tiempo que disfruta de una divertida experiencia sensorial.

Cascada de pelotas. 

¿Cómo hacerla?

Coge un tubo de cartón lo más largo posible, y córtalo por la mitad. Apoya una punta del tubo sobre alguna superficie a la que tu peque pueda acceder (una mesa baja o una silla), y pon un cubo en la punta del final del tubo. Coloca pelotas sobre el tubo y hazlas rodar para abajo. Ayuda a tu peque a coger las pelotas del cubo y que él las haga rodar esta vez, será de lo más divertido!

¿Con qué hacerla?

Necesitarás un tubo de cartón, tijeras, pelotas y cubo.

¿Por qué hacerla?

Esta actividad ayuda a tu peque a aprender acerca del concepto de causa y efecto, al mismo tiempo que desarrolla su coordinación óculo-manual y su psicomotricidad fina (al coger las pelotas del cubo y tirarlas por la cascada).

La caja multiusos.

¿Cómo hacerla?

Coloca la caja a la vista de tu peque para que pueda explorarla, puede que necesite un tiempo para familiarizarse con ella. Cuando se haya familiarizado puedes utilizar la caja para hacer muchos juegos.

Aquí os dejo unas ideas, pero se os pueden ocurrir muchas más!

– Empujar la caja por la habitación.

– Meterse en la caja y salir de ella (con dos lados abiertos, como si fuera un túnel).

– Darle un paseo dentro de la caja.

– Jugar a meter cosas en la caja y después sacarlas.

¿Con qué hacerla?

Necesitarás una caja o varias cajas de unos 40cm de largo x 20 cm de ancho x 35cm de alto. Puedes colocar las pestañas de la caja para dentro para dar más consistencia a la caja.

¿Por qué hacerla?

Esta actividad ayuda a tu peque a fortalecer la musculatura de todo su cuerpo, y a adquirir equilibrio. Haciendo esta actividad, también aprende acerca del espacio que le rodea.

El puente. 

¿Cómo hacerla?

Primero haz algunos dibujos en una cartulina, dibuja animales, una casa, o un árbol. Algo de lo que luego puedas hablar con tu hijo.

Luego engancha los dibujos separados a lo largo de la madera, y monta el puente (con la madera y los apoyos).

Anima a tu peque a pasar por el puente, y mientras vaya pasando, cuando pise los dibujos, anímale a hacer el sonido de ese animal o explícale el dibujo que tenga debajo.

Acompaña a tu hijo en su paseo por el puente y luego ayúdale a dar un salto y caer al suelo.

OPCIONAL: Puedes ir variando los dibujos.

¿Con qué hacerla?

Necesitarás una tabla de madera de unos 40 cm de ancho, la largura puede ser la que quieras, pero que no sea excesiva.

Unos libros fuertes para apoyar la madera, o unos banquitos, de una altura no superior a 30 cm de alto.

Una cartulina que luego engancharás a la madera.

Lápices de colores.

¿Por qué hacerla?

Con esta actividad ayudas a tu peque a desarrollar la agilidad de sus movimientos corporales y la coordinación de ojos y pies. Al mismo tiempo, fomentas el desarrollo del lenguaje y la autoestima, cuando celebras sus logros. 

Artista en vertical.

¿Cómo hacerla?

Coloca a tu peque junto a ti, enfrente de la superficie a pintar (una pizarra, un papel de mural enganchado en la pared,…).

Deja a su disposición diferentes elementos para pintar (rotuladores, tizas, pinceles y pintura,…) todo apto para bebés!!

Enséñale cómo puede pintar sobre la superficie vertical y deja que él lo haga.

¿Con qué hacerla?

Necesitarás una pizarra o una superficie preparada para pintar en vertical.

Si quieres proteger el suelo, coloca un plástico para evitar las manchas.

Materiales para pintar. (Busca aquellos que sean recomendados para niños pequeños, e igualmente acompaña a tu peque durante la actividad).

¿Por qué hacerla?

Esta actividad ayuda a tu peque a utilizar sus brazos y manos en posición vertical, al igual que su visión. También le ayuda a mejorar la destreza de sus manos y a explorar su creatividad.