¡Feliz año a todas!

En este día tan especial en el que los Reyes Magos vienen de camino, os traemos un regalo muy especial para compartir con vuestros peques.

Os traemos un post muy divertido para que podáis jugar con vuestros peques en este día y en todos los que han de venir.

Esperamos que disfrutéis de las actividades que os proponemos, y si os animáis, esperamos vuestras fotos y/o videos en Instagram con el hastag #iammamasrecursos

Hasta pronto!

1.Baila, baila, baila

¿Cómo hacerla?

Coge a tu peque en brazos y acércale a tu cuerpo, pon la  música que te guste y muévete al ritmo de la música, realizando movimientos lentos si es muy pequeño, y conforme vaya creciendo podrás realizar movimientos más rápidos y con más ritmo.

¿ Con qué hacerla?

Necesitarás música adecuada a la edad del bebé, lenta y suave cuando sea pequeño, después puedes ir añadiendo melodías más rítmicas y fuertes.

¿ Por qué hacerla?

Porque bailar aporta importantes beneficios a tu bebé;  fortalece el vínculo con la persona de apego, ayuda a calmarlo y a hacerle sentirse querido. El movimiento ayuda al bebé a ir desarrollando el sentido del equilibrio y la música, a su sentido del oído y del ritmo.

 

2. Línea de arte

¿Cómo hacerla?

Coloca una cuerda en su cuna, de punta a punta, y a una altura que el bebé pueda mirar sin dificultad, pero donde no haya riesgo de que pueda hacerse daño.

Acompaña a tu peque mientras observa los objetos y háblale sobre las diferentes cosas que ve. Puedes mover suavemente la cuerda para llamar su atención.

OJO! NUNCA se ha de dejar desatendido con esta actividad, y hay que asegurarse que la cuerda y los objetos están firmemente enganchados y atados, para evitar sustos.

¿ Con qué hacerla?

Necesitarás una cuerda, pinzas y cosas para colgar en la cuerda.

Puedes colgar fotos de tus familiares, elementos del bebé (muñecos, calcetines, juguetes), y algunos materiales que sean atractivos visualmente, de diferentes colores y  texturas.

¿ Por qué hacerla?

Con esta actividad estarás ayudando a tu peque a mejorar su orientación espacial, al mismo tiempo que estimulas su visión y su coordinación óculo-manual.

3.Cosquillas de diferentes texturas

¿Cómo hacerla?

Aprovecha cuando tu bebé esté calmado, después del baño o después de haberle cambiado el pañal, déjalo desnudo o sólo con el pañal y túmbalo boca arriba.

Con los diferentes elementos elegidos, hazle cosquillitas a modo de caricias por las diferentes partes de su cuerpo. Hazlo de manera suave, y observa cómo reacciona, si valoras que no disfruta con la actividad, termínala de inmediato. La idea es pasar un rato divertido!

¿ Con qué hacerla?

Puedes utilizar plumas, pompones de lana, telas suaves o tus propias manos.

¿ Por qué hacerla?

Esta actividad ayudará a tu bebé a desarrollar la conciencia de su propio cuerpo, al mismo tiempo que estimulas su sentido del tacto y desarrollas su interacción social.

 

4. La manta voladora

¿Cómo hacerla?

Coloca al bebé sobre una manta suave, dos personas tendrán que coger las 4 puntas de la manta y mecer lentamente al bebé. De un lado a otro, y luego cambia la sensación de movimiento, levantando y bajando la mantita.

OPCIONAL: Puedes cantar una canción mientras vas meciendo la manta.

OJO! No eleves la manta demasiado y si puedes, pon algo blando en el suelo, para cuando se vuelva a dejar al bebé en el suelo.

¿ Con qué hacerla?

Necesitarás una manta y dos personas para hacer esta actividad.

¿ Por qué hacerla?

Para ayudar a tu peque a desarrollar su sentido del equilibrio, la confianza en el adulto y fortalecer la parte superior de su cuerpo.

 

5. Pelota balancín

¿Cómo hacerla?

Coloca a tu bebé sobre una pelota de playa que no esté hinchada del todo, con la barriga sobre la pelota. Agárralo con seguridad, y mueve ligeramente la pelota hacia delante y hacia atrás, o de un lado a otro.

OPCIONAL: Puedes cantar una canción mientras vas meciendo la pelota.

¿ Con qué hacerla?

Necesitarás una pelota de playa no demasiado grande.

¿ Por qué hacerla?

Con esta actividad ayudarás a tu bebé a ganar confianza en ti, a desarrollar su sentido del equilibrio y fortalecer la parte superior de su cuerpo. Además, esta actividad puede calmar a tu peque cuando tenga dolores en la barriguita.