Hoy os traigo 3 recetas muy divertidas para jugar con vuestros peques.

Seguramente tengáis por casa todos los elementos necesarios para “cocinar” estas 3 diverrecetas. Así que el gasto será mínimo, y la diversión máxima!

Con estas 3 recetas vamos a crear unos materiales sensoriales que además de divertidos, ayudarán a los peques a descubrir el mundo a través de la exploración sensorial. Además trabajarán la psicomotricidad fina, así que…

¿Vamos al lío?

1 .- Nieve casera

Poner la harina en un bol con la proporción de 2 medidas de harina por cada 1/4 de aceite.

Para una bandeja mediana: 4 medidas de harina por 1/2 de aceite.

Añadir el aceite y mezclar bien con las manos.

Si ves que no queda bien compactada, añade un poco más de aceite.

Ahora dale a tu peque algunos materiales para manipular la arena, o simplemente déjale experimentar con sus manos.

2.- Spaguettis de colores

Cocer los spaguettis como lo harías si fueran para comer.

Separar en bolsas transparentes, según los colores que vayas a usar.

 Echar unas gotas de los colorantes que hayas escogido en cada bolsa.

Cerrar la bolsa y extender bien el colorante por todos los spaguettis.

Y ya está!!!

Estos spaguettis se pueden comer, o se pueden utilizar para realizar juego sensorial.

Ofrece a tu peque diferentes materiales para manipular con los spaguettis: que los toque, que los meta en un vaso, que los coja con unas pinzas…y si se los mete en la boca…no te preocupes!!!

3.- Nieve casera

Llenar el bol con la espuma de afeitar.

Añadir el bicarbonato. La cantidad de bicarbonato varía según la cantidad de espuma, así que habrá que ir añadiendo poco a poco hasta obtener la textura deseada.

La textura deberá ser manipulable y no pegajosa.

 Cuando tengas la textura deseada, similar a la de la nieve real, ya puedes disfrutar de tu nieve casera!

Espero que disfrutes de estas propuestas.

Si tienes alguna duda o consulta, rellena el formulario de contacto o escríbenos a hola@iammamas.es