Los peques necesitan estar expuestos a toda variedad de sonidos, colores, luces y texturas para poder desarrollarse.

El bebé recibirá información sobre el funcionamiento del mundo, a través de sus 5 sentidos. Por esta razón, debemos ofrecerle un ambiente seguro y estimulante, adaptado a sus necesidades.

No confundamos un ambiente que estimule, con miles de materiales y recursos llenos de colores y sonidos.

Hay que ofrecer los materiales poco a poco, para que el peque tenga tiempo de experimentar con ellos, y no se vea envuelto en un entorno muy recargado, que no le permita centrarse en nada.

Os traigo una propuesta para que podáis realizar en casa 3 materiales sensoriales para jugar con vuestros peques y acompañarles en su descubrimiento del mundo.

1.- Botellas sensoriales

Las botellas sensoriales son un recurso con el que podemos estimular la curiosidad de nuestros peques a cualquier edad.

  • Cuando son pequeños, podéis jugar con vuestros peques, e ir mostrándoles las botellas mientras les explicáis lo que contienen. Hablando de los colores, las formas y los materiales.
  • Cuando los peques ya se sienten solos y tengan fuerza en sus brazos, podrán coger las botellas y descubrirlas ellos solos.
  • Sobre el año y medio, podrán ayudar fabricar sus propias botellas sensoriales.

Materiales esenciales: 

Botellas de plástico / Pistola de silicona y silicona / Agua

Materiales complementarios:

Glicerina /Colorante alimenticio / Embudo

Dentro de la botella podéis meter todo lo que se os ocurra, ¡dejad volar vuestra imaginación!

Para inspiraros…

FUENTE: 1. Mami Natura  2. Els nostres moments  3. Southern Thomas 4. Las cosas de Allegra

En nuestro tablero de Pinterest  encontraréis más ideas.

 

2.- Saquitos sensoriales

Con los saquitos sensoriales, el peque explora a través de sus sentidos diferentes materiales y elementos que estimulan su curiosidad.

Con ellos, le ofrecemos a los peques nuevas experiencias para desarrollar su motricidad fina, su concentración y sus capacidades sensoriales.

Los saquitos pueden contener elementos para la estimulación de los 5 sentidos.

Se pueden ofrecer al bebé desde los 6 meses, y pueden ir cambiando, adaptándose a la curiosidad y necesidades de experimentación de los peques conforme van creciendo.

Materiales esenciales: 

Telas (puedes reutilizar las que tengas en casa, o prendas de ropa tales como calcetines, manoplas, gorros,…)

En los saquitos puedes meter lo que se te ocurra! Cualquier elemento que sea interesante para descubrir (semillas, legumbres, flores secas, café, tapones, cascabeles, papeles arrugados, guata, algodón…).

Para inspiraros…

FUENTE: 1. De mi casa al mundo 2. Mamás con arte 3. Slow Fun Kids 4. Iammamas

3.- Tablas sensoriales 

Las tablas o tableros sensoriales pueden realizarse en superficies de madera o de cartón, donde se van enganchando distintos materiales con texturas, colores, y temperaturas diferentes, con la finalidad de que las niñas y niños vayan explorando y experimentando con diferentes sensaciones.
A través de esta experimentación, los peques pueden ir haciéndose una idea del mundo que les rodea y ir familiarizándose con materiales que irán encontrando en su vida cotidiana.

Materiales esenciales: 

Un cartón rígido o  una madera (una pizarra o un corcho por detrás)/ Pistola silicona y silicona / Tijeras

En la tabla se pueden incorporar todo tipo de materiales que tengáis por casa, o elementos que se os ocurran.

Para inspiraros…

FUENTE: 1. Mami, digo profe  2. Mirando desde tu altura 3. Las cosas de Allegra 

 

Y si os da pereza hacerlos…

¡¡nosotras los hacemos por ti!!

 

Escribidnos a hola@iammamas.es y pide información sin compromiso.